Rompiendo moldes

avanti1No es lo más importante que de nuevo PubMed muestre una sana y envidiosa juventud renovando su página principal con nuevas prestaciones, demostrando con ello que el movimiento se demuestra andando.

No es lo más importante que en un alarde de modernidad incorpore colorido (ese dispositivo electrónico emergiendo entre revistas y libros de vivos colores) a una página que ha sido tradicionalmente bicromática, con una presencia mayoritaria de azules y grises.

No es lo más importante que blogs y tuits de diferentes profesionales de las bibliotecas españolas de salud, siempre al quite de la noticia, se hayan hecho eco con puntualidad de esas novedades, informando a los usuarios de las características de estos cambios con prontitud.

No es lo más importante que se añadan nuevas y útiles funcionalidades a las ya existentes.

avanti2

Lo verdaderamente importante de la penúltima remodelación de PubMed (nunca puede decirse de PubMed que sea el último cambio) es su nueva filosofía, ya apuntada hace meses con la inclusión de PubMed Commons. Durante años PubMed nos ha acostumbrado a cambios y reformas estructurales o de imagen que afectaban sobre todo a cómo el usuario realizaba las búsquedas (transformaciones en la página de consulta de los MeSH, rediseño de los límites que antaño ocupaban una sola página y ahora aparecen situados en columna a la izquierda) o a cómo manejaba las referencias (Display, Linkout, Send to…). Es decir, los tradicionales cambios de PubMed durante décadas iban encaminados a construir una interfaz más amigable y a conseguir que el usuario, de una forma sencilla y eficaz, encontrara la información más relevante.

Pero con estos últimos cambios adopta un nuevo punto de vista, y si se quiere de filosofía, proponiendo algo a lo que no estábamos acostumbrados, la selección y la participación. Hasta ahora la selección la protagonizaba el propio usuario (con sus límites y sus estrategias de búsqueda), pero ahora es la propia base de datos, en sintonía con el estilo que presentan por ejemplo revistas y editores comerciales, con sus “Top Ten” y similares) la que toma partido y actúa, reseñando por ejemplo, los últimos artículos de las revistas más emblemáticas (Latest Literature). Y,s obre todo, la participación, porque ene sta selección de registros ya no sólo imperan los criterios de calidad de la base de datos, sino la participación de los usuarios, al mostrar, sin ir más lejos, los artículos últimamente más consultados (Trending Articles) o los comentarios más destacados de los propios profesionales sobre artículos relevantes (PubMed Commons, que adquiere su mayoría de edad independizándose de la función de Límites y cobrando un interesante protagonismo en primera línea de batalla).

Y esto no parece sino el comienzo. Tiempo al tiempo o no a muy tardar encontraremos métricas y estadísticas de uso, lectura y consulta. Seguro que si hasta ahora no lo muestran no es precisamente por falta de información. Incluso en un futuro no muy lejano, hasta nos propondrán de forma personalizada referencias en función de nuestras búsquedas, al estilo de lo que hacen las webs, tras nuestras búsquedas de vuelos de avión y hoteles para nuestras vacaciones.

Tiempo, al tiempo, y hasta la próxima vuelta de tuerca, PubMed. Los bibliotecarios (y los usuarios) lo agradecemos.

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bases de datos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s