De la facultad al Prado

greyPara un estudiante de medicina no hay nada más fácil que acudir a la biblioteca de su facultad y echar mano del Gray para preparar cualquiera de los apartados de su temario de anatomía de primero o de segundo. Pero en épocas de exámenes, cuando todos los ejemplares del Gray han desparecido de las estanterías e incluso ni siquiera hay sitio en las mesas para al menos estudiar los apuntes, el estudio de esta asignatura resultado complicado. Uno podría optar, en su defecto, por ver “Anatomía de Grey”, pero en verdad que poca anatomía hay en esta serie. Otros (Leonardo da Vinci o Avicena) ya optaron, en el remoto pasado, por una solución alternativa: ponerse a destripar, diseccionar y fragmentar cuerpos humanos de los de verdad, de carne y hueso (más que nada porque aún no tenían a mano el manual de Gray), pero no es fácil para un estudiante ir buscando cadáveres como hiciera en otros tiempos el doctor Frankestein. No obstante, para quienes tengan aversión a las vísceras y a la sangre y no tengan un cadáver en el refrigerador existe una opción mucho más limpia y estética, visitar las salas de algún museo, como por ejemplo el Prado, para contemplar in situ toda variedad de anatomías, desde las estilizadas de Durero (Adán y Eva) hasta las más rotundas de Rubens (Las Tres Gracias), o las más descansadas de Goya (La maja desnuda) y Tiziano (Dánae y Venus recreándose en la música), las hirsutas de Fortuny (Viejo al sol) y las mediterráneas de Sorolla (Chicos en la playa), o con las perspectivas de los años las del cuadro Las Edades y la Muerte.

El estudiante de medicina atraído por las artes está ahora de enhorabuena, pues sin abandonar el museo del Prado podría consultar en su biblioteca (a falta del Gray) una impresionante colección de cuadernos de anatomía, esos mismos cuadernos que empleaban los propios artistas, desde el siglo XVI al XX, para esbozar sus cuadros con anatomías. Ello gracias a la adquisición por parte del Museo de la colección del también artista Juan Bordes, tal y como han anunciado hace unos días algunos medios de comunicación e incluso lo ha explicado extensamente la propia biblioteca del Prado. Es de todos sabido que, por mucha inspiración que rondara y asediara a los grandes artistas, éstos acudían con cierta frecuencia a los grandes manuales del pasado (griegos, romanos, renacentistas..) para consultar sobre geometría, proporciones, mitología, perspectiva y, por supuesto, la figura humana. Lo que llevó a muchos de ellos a constituir en sus talleres y en sus hogares importantes bibliotecas donde consultar cuando la inspiración les rondaba de nuevo o cuando les era esquiva. Inventarios de algunas de estas bibliotecas (El Greco, Sabatini, Carducho, Herrera, Leoni…), entre éstos el más celebrado y conocido, el realizado tras el fallecimiento del maestro Velázquez (Inventario de Bines que dejaron a su muerte D. Diego de Silva Velázquez y su mujer D. Juana Pacheco), revelan que estas bibliotecas de artistas eran todo un compendio del saber antiguo (Plinio, Alberti, Leonardo, Vitrubio, Petrarca…) donde se recogían matemáticas, historia, geometría, arquitectura, filosofía, poesía, botánica, estampas… Y, claro está, anatomía con libros como “Historia de la composición del cuerpo humano” de Juan de Valverde (1556), la obra de Vesalio “De humani corporis fabrica”(1543) y el tratado de fisionomía de Giovanni Battista della Porta (1583), “De humana physiognomonia”.

Hasta que vino Gray, o Grey, o ambos.

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bibliotecas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s