La solución no es Calimero

calimeroNo por mucho llorar amanece más temprano. Creo que no es así el refrán, pero podría servirnos. Amanece según la situación astronómica de nuestro mundo en nuestro universo (ése del que andamos buscando el origen para entender quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde vamos). Y llevamos llorado mucho, pero para lo que nos ha servido…. Hemos llorado porque no nos entienden y para demandar recursos y soluciones. Hace mucho ya nos dimos cuenta que con los lloros no íbamos a ninguna parte, así que nos pusimos a avanzar. Señales de los avances en las bibliotecas de salud han sido reseñados en estas páginas con cierta frecuencia (muchos de ellos recordados en unos premios másn que informales que se anuncian en primavera en este blog) y avances hemos visto crecer en todas nuestras XV Jornadas de Bibliotecas de Salud. Sin ir más lejos, en las últimas, celebradas en Madrid, los Grupos de Trabajo fueron una señal de que el movimiento se demuestra andando. En uno de ellos, el del “selfie” no duramos llorando ni dos minutos para acto seguido entregarnos a diseñar líneas de trabajo y necesidades de desarrollo.  Quietos no hemos estado nunca, salvo cuando estamos sentados ante nuestro ordenador catalogando. Útiles a nuestros usuarios sabemos que lo somos… e incluso útiles a la sociedad. Sin embargo, tenemos la sensación a diario de que corremos peligro. Un serio peligro. No es otro el tema que el del reconocimiento social, pues el profesional parece que ya lo tenemos. Un reconocimiento social del que habla una bibliotecaria que ha sido todo y sigue dándonos ejemplo desde FESABID España, Margarita Taladriz, que acaba de publicar una más que interesante reflexión en la revista BID: “Gestores de información y reconocimiento social” (nº 32, junio 2014).

bid

Comienza su artículo mencionando las dos formas habituales para la consecución del prestigio: por atribución y por logro. El primero nos viene asignado, el segundo hay que ganárselo en el día a día para conseguir el reconocimiento de la sociedad. Y con ese reconocimiento parece que contamos, como atestigua uno de los últimos estudios realizados por FESABID sobre el valor económico y social de los servicios de información.  No obstante, existe una neta diferencia entre la percepción que tienen los usuarios y la que tienen los profesionales de las bibliotecas, y la autora lo atribuye al aislamiento en que las bibliotecarias vivimos, centradas en nuestra biblioteca y ajenas en muchas ocasiones al devenir de nuestra institución y a las posibilidades de participación en la misma. Margarita Taladrizz aporta algunas ideas: “Hay ejemplos en las diferentes administraciones en los que el archivo, la biblioteca o el centro de documentación son capaces de posicionarse en el eje de la institución y poner a disposición de ésta su capacidad para llevar adelante su proyecto de administración electrónica; gestionar los contenidos web de toda la institución; colaborar en la gestión de sexenios de investigación, proporcionando al investigador la información necesaria para cumplir con ese trámite administrativo; apoyar a los usuarios de las bibliotecas públicas en la búsqueda de empleo, en mejorar sus capacidades tecnológicas o en facilitar sus relaciones con la administración, en la formación formal e informal, etc. Demostrar esa capacidad real para hacer cosas diferentes de las que se han venido haciendo, para incorporar innovación y tecnología, y para asumir proyectos cooperativos interdisciplinarios es una de las vías para subir el nivel general y la autoestima individual”. Ni más ni menos que lo que ya se está haciendo en algunas bibliotecas de salud (colaboración en proyectos de investigación, creación de repositorios, ayuda en la creación de CV…) y que debería de ser generalizado si el SOD no asumiera buena parte de nuestras energías en muchas de nuestras bibliotecas (y si no enturbiera nuestras entenderas haciéndonos creer que ésta es y debería ser nuestra única ocupación bibliotecaria).

Aporta soluciones la autora: mayor formación en áreas como liderazgo y habilidades de comunicación, salir del “círculo de comodidad” diario e interrelacionarse con otros perfiles profesionales, modernizar nuestras técnicas y tecnologías, y participar en proyectos cooperativos. Y termina con una buena recomendación, que viniendo de alguien con reconocimiento social por asignación y por logro, no deberíamos olvidar: “Los servicios de información sólo adquirirán el reconocimiento de la sociedad cuando los propios profesionales sean los primeros en valorar su trabajo, defenderlo, mejorarlo; en ofrecer su conocimiento como gestores de información, no solo a los usuarios, sino a las propias instituciones, a las organizaciones del entorno, a otras áreas profesionales…”. Haciendo suyas unas palabras de Alex Byrne de 2009, nos conmina a salir del cascarón ya o ya: “Para evitar el fin de la profesión, necesitamos aferrarnos a nuestros valores, a nuestra ética profesional, ya que somos una de las profesiones que tenemos la perspectiva sobre la necesidad de preservar y hacer disponible, sin prejuicios, el conocimiento del pasado, el presente y el futuro. Necesitamos situar esos valores en este mundo de la información sin fronteras, en el que no nos podemos esconder en nuestras instituciones, sino que debemos caminar por la senda de la innovación y el desarrollo.”

En salud no vamos tan desencaminados. En Bibliosalud2014 lo hemos podido comprobar con el trabajo de todos. Tan sólo nos falta a muchos entender que podemos (y debemos) hacer más cosas que el préstamo interbibliotecario. En algunas bibliotecas (en muchas ya, diría yo) ya se hace. Sigamos su ejemplo.

Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y Documentalista

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bibliotecas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s