Gifs que no gifts

elladoCuando Jennifer Lawrence cayó de bruces en las escaleras que le conducían a la gloria, supimos qué era eso de los gifs. Animaciones que en cosas de segundos, y repitiéndose hasta la saciedad, mostraban en esencia lo mejor de una secuencia. Ya no era necesario tragarse diez minutos de un vídeo de Youtube para comprobar al final (desde los tiempos inmemoriales los humanos somos así, no hemos parado de reírnos de las desgracias ajenas) cómo Jennifer Lawrence hacía lo que todos habíamos visto y oído en la transmisión de los Óscar, que se caía y se levantaba. Con un gif, podíamos ver además cómo se caía, se levantaba, se caía, se levantaba, se caía, se levantaba…. Podíamos irnos a cenar y allí seguía la pobre y premiada actriz cayéndose y levantándose en un bucle sin fin.

jennifer lawrence animated GIF

Un gif (graphic interchange format) ha sido durante años un formato habitual de imágenes, como lo han sido nuestros amigos los jpeg, los tiff o los png, con la ventaja de que permite animaciones de segundos que pueden darle a tu presentación, a tu charla, a tu blog, a tu web otra presencia con tal brevedad que le están haciendo seriamente la competencia al vídeo, que por su larga duración y peso no es tan versátil para animar una presentación o una web. En este mundo de prisas, si puedo ver algo en dos segundos, ¿por qué aguantar diez minutos de vídeo? Los gifs animados se han multiplicado exponencialmente y no es extraño que uno encuentre un día de estos alguno de los momentos estelares de su vida pública y privada pululando por la red, pues ya hay decenas de páginas que explican cómo hacer gifs animados. Como también hay cientos de recursos en Internet que recogen cientos de gifs, algunos muy pobretones, otros muy divertidos, los hay ingeniosos, algunos curiosos… y, sin duda, la Biblia de todos ellos hoy por hoy es Giphy. No sólo porque recoge miles de ellos, sino porque además los muestra clasificados.

gifs1

Todo un arsenal de productos animados que podemos localizar a través de cuatro grandes apartados – Reactions (cómo somos los humanos), Categories (según clasificación), Artists (por autores) o Hot 100 (los más de los más)-, o a través de un sencillo buscador, ambas posibilidades en la parte superior de la pantalla;  mediante una relación alfabética de categorías (actions, adjectives, animals, anime…) en la parte izquierda de la página principal; o a través de un mosaico de las principales categorías, en la parte central. Algunas de estas clasificaciones mencionadas tan prometedoras como “Decades”, que permite identificar antiguas animaciones de los años 1920 y 1930; o “Art&Design”, con propuestas visuales de gran atractivo, figurativas y abstractas; “Celebrities”, para descubrir la cara oculta y la no oculta de los famosos; o “Memes”, para ver cómo otros se las ingenian para tunear las animaciones confiriéndoles un sello personal.

gifs7

De cada gif, el recurso ofrece una información detallada, en la parte inferior, de su fuente original, sus dimensiones, su tamaño y los fotogramas de que consta. A su derecha, podemos identificar otros gifs relacionados; y también iconos para difundirlo por las redes sociales (twiter o facebook) o enlazarlo. Interesante también que cada uno de ellos viene acompañado de una serie de etiquetas para su mejor localización (por ejemplo, Disney, book, books), que nos dan ideas para seguir buscando y rastreando otros gifs animados de interés.

gifs2

Si uno no se vuelve loco con tanta animación brillando con vida propia, una y mil veces, y tiene paciencia y buen tino, a buen seguro podrá encontrar aquel gif animado que le dé un toque de humor, de gracia, de viveza a su charla, a su clase, o a su web (por ejemplo, haberlos haylos a cientos sobre libros, lectura y bibliotecas). Eso sí, no olvidando nunca, como buenos rebuscadores y citadores de recursos, mencionar la fuente original.

gifs5

Y para quien quiera ver los gifs en compañía no tiene más que multiplicarlos en pantalla…

gifs4

…y luego irse al psiquiatra.

Tarea para la próxima semana, ¿cuántos libros lleva prestados de la biblioteca pública Matilda en su pequeña carretilla de color rojo?

Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recursos de información y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gifs que no gifts

  1. Sol Elarien dijo:

    No he hecho los deberes pero lo he compartido en Facebook porque me ha resultado muy instructivo. Muchos besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s