Todos fichados

todos1Quien no sabe cómo renovarse es que no conoce Medline. Con sus señas de producto clásico, que desde 1966 ha hecho más fácil la búsqueda bibliográfica a varias generaciones de médicos y de bibliotecarias, no pasa prácticamente un año sin que ofrezca, mediante otra vuelta de tuerca, alguna novedad digna de consideración. Novedades que no hacen sino enriquecer cada día más el producto y hacérnoslo a los usuarios más imprescindible, al margen de que nos obligue a cambiar con cierta periodicidad nuestro material docente y nuestros tutoriales.

El último de los cambios más significativos en la base de datos (si nos situamos en formato de registro Abstract), y del que ya se han hecho eco blogs como BiblioGETAFE o Píldoras, ha sido la reconversión de los datos de afiliación de los autores en nuevo apartado denominado “Author information” (que no tiene nada que ver con normas de autoría) con la inclusión, en algunos casos, de números en superíndice sobre las iniciales de los nombres de pila, con lo que las referencias de PubMed se asemejan ahora más que nunca a cómo aparecen esas informaciones en los propios artículos de las revistas científicas.

todos2

Cuando se despliega esta sección de “Author information”, aparecen ordenados según numeraciónpor los centros de trabajo y, en aquellos casos (bastante frecuentes) en los que los autores estén asignados a dos instituciones, se consignan ambas procedencias.

todos3

Esta innovación, demandada desde hace tiempo por muchos usuarios, ya no nos va a permitir excusarnos de buscar la producción científica a través de PubMed amparándonos en el pequeño defecto de que, hasta ahora, sólo recogiera mayoritariamente la información del primer autor. Esta aclamada exhaustividad de autorías acarrea algún que otro problema cuando, dado este espíritu tan colaborador que emana de las ciencias de la salud, la relación de autores se hace tan interminable como la lista de los reyes godos, resultando un poco más difícil localizar entre tanto texto una determinada institución.

todos4

La Web of Knowledge, por hablar del otro recurso habitual que nos proporciona información de afiliaciones, tiene resuelto este asunto resaltando en color amarillo los elementos de nuestra búsqueda, con lo que la localización visual es casi automática. A la espera de que PubMed pueda optar por una solución similar, tenemos a nuestro alcance la opción del registro personal (el mismo que utilizamos para guardar las estrategias de búsqueda) y a través de la función Preferencias elegir, por ejemplo, un estupendo color azul que nos ayude a buscar un centro entre cientos.

todos5

De aquí a dentro de un año, ¿qué novedades nos deparará la base de  datos PubMed? ¿El número de citas de cada artículo? ¿Los índices H de los autores y de los grupos? ¿Los registros bibliográficos en inglés y en chino, dado el auge planetario de esta civilización? ¿Una fotografía actualizada del primer autor? Estaremos esperándolas porque no podemos vivir sin ella… (bueno, vivir, podríamos, pero mucho peor).

Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista

Más sobre PubMed sin salir de este blog:
Aldea PubMed
En los “limes” del imperio
Los de PubMed también se hacen mayores
Grandes incógnitas de la humanidad (3)
Todas las búsquedas del mundo
Grandes incógnitas de la humanidad (2)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bases de datos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s