Los otros bancos

unbancoenelparqueNi tienen afán lucrativo, ni son los culpables del hundimiento de los países del sur de Europa, ni cobran tasas uusreras por cualquier proceso ni siquiera han engañado a los ciudadanos con las abusivas preferentes. No se encargan de acumular y acumular riquezas, ni de invertir en estrafalarios aeropuertos, ni de construir ciudades fantasmas y, por supuesto, sus directivos no se arrogan contratos blindaos que son un insulto a la sociedad en estos tiempos de crisis. Son los “otros bancos”, los que conservan y almacenan cientos de litros de sangre o de leche, cientos de cordones umbilicales, cientos de tejidos de toda índole, cientos de óvulos y millones de espermatozoides. Bancos que nos hacen a todos los ciudadanos, pacientes ahora o en el futuro, menos vulnerables a las enfermedades y a las necesidades, pues allí estarán para facilitarnos una transfusión de nuestro grupo sanguíneo, un biberón para nuestro bebé, una córnea o una válvula para un trasplante, unos óvulos para una fecundación artificial o un tejido para una investigación.

Hasta ahora, muchos de estos bancos permanecían aislados entre ellos, compartiendo y solicitando información entre unos y otros para contribuir a nuevos avances en las investigaciones biomédicas. Como lo razonable, en este mundo globalizado, es tender a compartir, a aunar esfuerzos, a formar parte de redes, ha visto la luz recientemente el proyecto BIOPOOL, financiado por el 7º Programa Marco de la Unión Europea, que pretende crear una red europea de bancos con un buscador de información común, que facilite a los investigadores la localización y el estudio de muestras histológicas, reduciendo costes y agilizando los diagnósticos.

biopool1

Los objetivos de esta red informática, según se detalla en su página web, son:

–  Proporcionar herramientas para la interconexión de los diferentes recursos digitales de los biobancos europeos, utilizando protocolos de comunicación estándar que permitirán almacenar e intercambiar imágenes digitales de tejidos así como sus datos asociados;

– Construir una base de datos de imágenes digitales y proporcionar las herramientas necesarias  para la homogeneización de los datos pertenecientes a los diferentes biobancos europeos integrados en el proyecto. Este proyecto utilizará formatos de almacenamiento OME-XML y OME-TIFF, y desarrollará los oportunos módulos para reconvertir las imágenes ya existentes en documentos digitales en formato estándar;

– Desarrollar y proporcionar herramientas para la gestión y consulta de estos datos digitales, mediante sistemas de búsqueda automatizados de textos e imágenes.

En el Consorcio BIOPOOL se han integrado instituciones holandesas (Erasmus MC Tissue Bank), francesas (Pertimm), británicas (Brunel University) y sí, también instituciones ubicadas al sur de los Pirineos. Señal ineludible ésta, como dirían los grises portavoces del gobierno, de que estamos saliendo de la crisis y ya hemos vuelto a ser ricos (¿debemos entonces volver a vivir por encima de nuestras posibilidades o debemos esperar?). Y no una, ni dos, sino cuatro son las empresas e instituciones españolas inmersas en este proyecto de presente y de mucho futuro: la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (Sondika), la empresa eMedica (Erandio), la Fundación Tecnalia Reserach & Innovation (Derio) y el Grupo Cultek (Madrid).

biopool2

Bienvenidos éstos y otros proyectos que abren fronteras, comparten iniciativas e informaciones y eliminan individualismos. Quizás, en un futuro, también desde bibliotecas podamos consultar alguna parte pública de este proyecto, e incorporar este buscador a nuestros habituales buscadores de imágenes. Y soñar, ¿por qué no? con un BIOPOOL en bibliotecas médicas que sea algo más que una red de obtención de documentos (con sus recursos web comunes, su catálogo común de publicaciones y de fondos bibliográficos, sus servicios de búsquedas compartidos, sus materiales docentes compartidos y sus repositorios institucionales interconectados). Si ya hemos salido de la crisis… estamos más cerca de conseguirlo.

Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recursos de información y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s