Los de PubMed también se hacen mayores

abueloPubMed nos tiene acostumbrados a sus periódicas mejoras que contribuyen cada año a convertir esta base de datos imprescindible en ciencias de la salud en una herramienta cada vez más perfecta y con una maquinaria cuidadosamente engrasada. Mejoras que cuesta asumir en principio (pues somos animales de costumbres y no somos dados a variar nuestras rutinas de búsquedas), pero que se nos hacen familiares al poco tiempo. Mejoras que unas veces se han referido a los formatos, otras a la visualización, algunas al almacenamiento de la información y otras a la accesibilidad. No se puede decir, para nuestro bien y para la profesionalidad de quienes desarrollan este recurso, que sus responsables se duerman en los laureles.

Hace unos meses nos sorprendieron con el PubReader, que nos permite leer con la máxima comodidad los textos completos que alberga PubMed Central, como si estuviéramos leyendo un periódico en la mesa de un café un domingo por la mañana, o como si estuviéramos manejando una moderna tableta, simulando la tradicional lectura del pasar una hoja tras otra ensalivando uno de los dedos de la mano derecha para el fluir continuo de las hojas leídas.

pubreader

Hace algo más de tiempo, en 2010, nos proporcionaron una nueva alegría al comunicarnos que los abstracts se presentarían estructurados tal y como sus autores los hubieran traído a este mundo científico (de acuerdo a las instrucciones que exigen la mayoría de las normas de presentación de manuscritos). Pues bien, lo que entonces era una propuesta de lo más sensata se ha materializado hace poco y ya podemos consultar los resúmenes, que han sido rediseñados automáticamente, y leer de una forma clara y meridiana las partes en que éstos están construidos.

abstract

De tal forma que, de ahora en adelante, va a ser más sencillo seleccionar un determinado artículo a partir de la lectura más o menos rápida de alguna de sus secciones (por ejemplo, la metodología, para comprobar el período del ensayo clínico o el número de pacientes participantes).

De siempre las reformas y novedades de PubMed parece que han afectado más a la estructuración y presentación de los contenidos, a la exportación de los datos, a las formas y tipologías de las búsquedas, al vocabulario controlado o a los enlaces externos a través de los linkout. Pero de un tiempo a esta parte las últimas novedades parecen estar destinadas a hacer más amigable la lectura de las referencias de Pubmed, lo cual nos hace plantearnos una sencilla pregunta: ¿todas estas medidas no serán una respuesta  a la presbicia de los desarrolladores de PubMed que, como todos, también se están haciendo mayores? Sea ésta la razón u sea otra, bienvenidas todas y cada una de las mejoras que periódicamente nos ofrece PubMed, señal de que se trata de una herramienta viva, como sus mismos desarrolladores (aunque necesiten gafas de cerca).

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bases de datos y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Los de PubMed también se hacen mayores

  1. Sol dijo:

    Hola José Manuel:
    Se agradecen todas las mejoras que hacen más intuitivo su uso, en estas bases de datos tan amplias o se tiene mucho manejo o es fácil perderse y desesperarse hasta dar con lo que se desea. Las instrucciones de tu blog y los cursos de Eulalia son impagables.
    Un abrazo: Sol

  2. Pingback: Todos fichados | Esto no es la biblioteca de Alejandría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s