Las razones de la sinrazón

don-erre-que-erreHoy, 13 de diciembre, se cumple un mes del paripé negociador entre la parte contratante de la primera parte (que ha sobrevivido a este mes de reuniones sin despeinarse) y la parte contratante de la segunda parte, solícita en solicitar las correcciones de una documentación oficialmente oficiosa, escurridiza y tan ajena a la realidad como un extraterrestre de Orión.

Tras el preaviso de El Mundo (“La Comunidad paga alquileres millonarios en pleno centro”) y el cuasi-aviso de EuropaPress (“PP propone la extinción de la agencia sanitaria Pedro Laín Entralgo el 1 de enero de 2013”), la Asamblea de Madrid hizo valer sus mayorías y el proceso de aniquilación se inició, teniendo por último acto un ERE escuálido que, con toda lógica, no ha sido aceptado por la mayoría de los trabajadores de la a punto de ser extinguida Agencia.

Admitiendo que se ocupaba un espacio privilegiado en el centro de Madrid (al igual que ocupan no menos de una docena de edificios municipales, autonómicos y estatales en los que ondean banderas oficiales, de Sol a Cibeles, y de Cibeles a la Plaza de España), las supuestas circunstancias que justifican el expediente colectivo, según figura en la Memoria del ERE, resultan poco menos que discutibles, discutidas y comentables (pero dos no pueden discutir ni razonar ni comentar cuando uno quiere).

Que la situación de la economía española es mala lo sabe hasta Espinete, como también sabe hasta don Pimpón quiénes son los responsables de este desaguisado, y quiénes están pagando por ello. Que la situación económica de la Agencia fuera penosa es bastante discutible, y si me apuran, achacable más a la cegata selección de buena parte de sus directores generales (si exceptuamos el primero y el cuarto) que a la laboriosidad de sus trabajadores. ¿A nadie en su sano juicio y con cargo en plaza se le ocurrió alguna medida dinamizadora de la Agencia? Todavía la estamos buscando… (Por cierto, si las cuentas presentadas las hubieran confeccionado Epi y Blas, de otro ERE estaríamos hablando). Por incumplimiento oficioso de los principios de estabilidad presupuestaria, de sostenibilidad financiera, de plurianualidad, de transparencia, de eficiencia en la asignación y utilización de los recursos, de responsabilidad y de lealtad institucional, y porque, en definitiva, nos ha tocado, se debe extinguir un ente cuya única utilidad economicista recomienda su inmolación por imperativo legal. Se podría haber argumentado también el hundimiento del Titanic, la muerte de Prim, el granizo en El Provencio o la muerte de Chanquete, que a buen seguro prestigiosos abogados habrían sabido cómo relacionarlo con el edificio de Gran Vía. Pero, como diría Unamuno, de quien Jon Juaristi acaba de publicar una suculenta biografía: “Venceréis, pero no convenceréis.

Bienvenida sea pues su extinción si con ella se agiliza la Consejería de Sanidad (que venga Hipócrates y lo vea) y si con este ahorro conseguimos salvar de la quiebra a dicha institución, y por ende a la Comunidad de Madrid, y en consecuencia al país, y por tanto a toda Europa del Sur, y hasta con suerte a toda la galaxia de la Vía Láctea, si además con ello queda dinero para un algún que otro asesor nuevo.

Algún día, dentro de muchos, muchos años, podremos saber con certeza cuál fue la razón única y verdadera que animó a nuestros responsables a la extinción de la Agencia. ¿Quizás el trauma infantil de “alguien” un día que subió por sus esclareas con espejos? Quizás, por aquello del nombre, tuviera algo de culpa en ello el bueno de Laín Entralgo por suspender a ese “alguien” en sexta convocatoria de Historia de la Medicina? ¡Quién sabe! Un nuevo asunto paranormal para Cuarto Milenio.

El guión finalizó según estaba escrito, con 20 días por año y, gracias a la gentileza de la Dirección (aunque esto sólo es un rumor sin el menor fundamento), un paquete de magdalenas, dos entradas para Faunia con descuento y las obras completas de FAES prologadas (para quienes ya las hayan leído y subrayado, pueden optar por la obra “Y al tercer año resucitó”, de autor prolífico)

Con mi agradecimiento, y el de muchos otros, a la parte contratante de la segunda parte (abogados, Comité de Empresa y compañeros), por hacernos soñar unos minutos que era posible luchar, en esta región del centro de un país del sur de Europa, contra la injusticia y la prepotencia.

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bibliotecas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a Las razones de la sinrazón

  1. Elena Primo dijo:

    animar a la parte contratante de la segunda parte a seguir hasta el final!!!!

  2. María Rebollo dijo:

    Siempre nos quedará París. Un beso fuerte y no podemos cegar en la lucha. Ánimo

  3. Montaña dijo:

    ¿Por qué se quieren cargar siempre la “Biblioteca de Alejandría”? seguramente porque los “alejandrinos” valen mucho y esto no interesa

    • Marisa Alonso dijo:

      ¡Me gusta esta idea!. ¿No tenéis la impresión de que estamos pasando de la famosa “gestión del conocimiento” al intento de “vaciar de conocimiento” no sólo a la Sanidad, diría al país: se deja de apoyar todo lo que es investigación, docencia, educación; la gente mejor preparada se está yendo del país… ¡Esto sí que es despilfarrar capital acumulado con tanto esfuerzo!. En fin, ¡suerte a todos los “alejandrinos”!

      • candelacelia dijo:

        Más vacío todo es más fácil decir que no funciona, o es más fácil cerrarlo, o es más fácil venderlo. Lástima no ser anglosajones para que “algunos” valorararan más y mejor las bibliotecas.

  4. Susi ( Formacion y Preventiva ) dijo:

    Gracias a tod@s , que nos habeis ayudado, apoyado, enseñado…y ultimamente divertido
    mucho!!!
    Desde El Escorial

  5. Elarien dijo:

    Ahí pones el dedo en la llaga, el problema no reside en la parte contratante de la segunda parte sino en los inútiles designados a dedo por favores o deudas pendientes (podría poner amistad pero dudo que la amistad interesada se considere verdadera amistad). Lo peor es la impotencia, el tener enfrente a una pared cerril con la que no se puede tratar. ¡Ánimo!

  6. M Asun Garcia dijo:

    Vencieron, pero no convencieron, y los malos tiempos también pasan. Lo que de verdad importa es todo lo que habeis hecho hasta ahora, y lo que vais a seguir haciendo, sin duda alguna.

  7. mcm dijo:

    Gracias, cómo siempre, José Manuel por tu profesionalidad, tu buen hacer y los buenos tiempos en que eramos un conjunto de profesionales trabajando para y por nuestra querida Sanidad, con un objetivo común. Ahora estamos rodeados de gente nombrada a dedo que NO LE GUSTA LO PUBLICO (pero cobra de lo público paradojicamente) y que nunca ha querido ni querrá a nuestra Sanidad. Por si algún ‘dedil’ de estos lee esto y como ejemplo de ignorancia no somos CAM sino CM (pero esto lo sabemos los que hemos trabajado y honrado la Consejería mientras que nos dejaron aunque nunca llegaremos a Asesor, Director…)
    SUERTE a todos los compañeros de la ALE

  8. Marta dijo:

    Mucho ánimo y mucho cariño. Gracias por vuestro trabajo y dedicación. Espero que nos encontremos pronto y en mejor situación, y con estos cenutrios extinguidos.

  9. Ricardo dijo:

    Estimado administrador del blog _____,
    ,
    Lo estamos contactando en nombre de un equipo de investigadores chilenos, conformado por académicos de la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile, representantes de la Organización Panamericana de la Salud/Chile, y miembros del proyecto Epistemonikos (www.epistemonikos.org/es/about_us).
    Este grupo de trabajo tiene como objetivo investigar las características de los blogs de salud en español, y planificar algunas actividades e investigaciones en torno a ellos.

    Con el objeto de tener una descripción inicial del universo de bloggeros en español, queremos enviar una breve encuesta al encargado de cada blog. Hemos compilado una lista exhaustiva de blogs de salud, dentro de la cual se encuentra el vuestro, sin embargo, nuestro equipo no ha encontrado una dirección de correos en vuestro sitio web a la cual enviar la encuesta.

    Por ahora, lo único que solicitamos es que nos envíen una cuenta de correo a la cuál poder enviar la encuesta. No es necesario que el blog se encuentre activo.

    Este proyecto ha sido aprobado por el comité de ética de la Pontificia Universidad Católica de Chile, y se ha puesto especial cuidado en mantener la confidencialidad de los datos, incluyendo las cuentas de correo electrónico enviadas por esta vía.

    Si desea información adicional, no dude en solicitarla a bloggeros@epistemonikos.org

    Atentamente
    Equipo investigador del proyecto ‘Blogs de salud en español’

  10. PILAR dijo:

    La fuerza de la razón frente a la razón de la fuerza (o la fuerza de la sin razón).

  11. Mª Luisa Lopez Avello dijo:

    Siento llegar tarde… Miseria cultural, mental, espiritual….. nunca nos ha abandonado. Profundo desanimo.

  12. Pingback: Año dos | Esto no es la biblioteca de Alejandría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s