Tengo una pregunta para usted

Desde que el mundo es mundo (¿alguien sabría decirme en qué año ocurrió eso?, porque no aparece en la Wikipedia) el ser humano se ha hecho una decena de preguntas trascendentales (y unas quince mil trescientas cuarenta y ocho intrascendentales), entre las cuales podríamos reseñar:

1.- ¿Quiénes somos? ¿A dónde vamos? ¿De dónde venimos?

Consta que estas preguntas se la hizo por vez primera el jefe de un clan Neandertal mientras cruzaba el estrecho de Bering, camino de América, durante la glaciación de Würm, tal que un 15 de junio del año 100 mil a.C. (Y estas mismas preguntas se las llevan haciendo desde el 31 de octubre de 2012 todos los profesionales del sistema sanitario público madrileño) .

2.- ¿Qué he hecho yo para merecer esto?

Tal que así se interrogó el santo Job una noche de verano cuando el Señor le cortó el agua de la ducha, amén de otras perrerías. Siglos después también se la harían Miguel Servet, Boabdil, Moctezuma, la perrita Laika y Gloria (Carmen Maura), en la película homónima de Pedro Almodóvar. (Y esta misma pregunta se la llevan haciendo desde junio de 2012 todos y cada uno de los profesionales no-funcionarios ni contratados fijos de la Agencia Laín Entralgo, de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid).

3.- ¿Quién me ha robado el mes de abril?

Esta pregunta se la hizo el Papa Gregorio XIII a su secretario Ludovico mientras estaba redactando el “famoso calendario gregoriano”, en honor a su madre Gregoria. Siglos después se la haría un popular cantautor, llamando la atención sobre el embarazo adolescente. (Y desde el 21 de diciembre de 2011 se la llevan haciendo los desahuciados, los clientes de Bankia, los familiares de dependientes, los estudiantes de la Universidad y los alumnos de las escuelas de idiomas).

Como los tiempos han ido cambiado, estas preguntas trascendentales han sobrepasado el límite de lo privado e íntimo para instalarse en lo colectivo y público, de la mano de las cadenas de televisión, las cuales en un gesto de transparencia y democracia suma, han acercado los políticos a la ciudadanía, de tal forma que cien elegidos para la gloria han podido devanarse la sesera para dirigir preguntas trascendentales a sus presidentes de gobierno. ¿Quién no recuerda cuando se le preguntó a José Luis Rodríguez Zapatero por el precio de un café?

¿O a Mariano Rajoy si conocía Jaén?

Para quienes no les funcione bien la TDT, podrían optar por solicitar una invitación en sus Cámaras de Representantes para oír en persona y en directo cómo diputados nacionales o regionales, en sus respectivas sesiones de control al Gobierno, inquieren a consejeros, ministros y presidentes sobre aquellas cosas qué más importan a los ciudadanos. Quien haya tenido la oportunidad de asistir, el pasado 7 de noviembre, a la Asamblea de Madrid, habrá podido oír, de labios del diputado del Grupo Parlamentario Socialista, José Manuel Freire (exdirector de la Escuela Nacional de Sanidad y exconsejero de Sanidad del País Vasco), en la Comisión de Sanidad, poco más allá de las 16 horas, la siguiente pregunta dirigida a los responsables de la sanidad pública madrileña, tal y como aparece en la Agenda Parlamentaria de la mencionada Asamblea:

PCOC 414/12 RGEP 5458 a iniciativa del Ilmo. Sr. D. José Manuel Freire  Campo, Diputado del Grupo Parlamentario Socialista  en la Asamblea de Madrid, al Gobierno, sobre razones que considera el Consejo de Gobierno que justifican la decisión de extinguir la Agencia de Formación, Investigación y Estudios Sanitarios de la Comunidad de Madrid “Pedro Laín Entralgo”.

A la pregunta del señor Freire, la viceconsejera de Sanidad respondió, entre otras cosas: “La razón es muy obvia: cumplir con la Ley 4/2012, la ley que modifica el Presupuesto de la Comunidad de Madrid para el año 2012 y establece las medidas de racionalización, optimización del gasto en el contexto de crisis profunda que vive nuestro país y al que la Comunidad de Madrid, aunque una situación mejor, no es ajena…. Igualmente los motivos son adaptarnos también a la situación en otras comunidades autónomas. Hoy en día no hay ninguna comunidad autónoma que tenga para todas estas competencias -y subrayo lo de para todas estas competencias- un único órgano ajeno a la estructura de la Consejería…. Los trabajadores merecen todo nuestro respeto, y los trabajadores que son personal público fijo se incorporan a la Consejería de Sanidad, tanto los trabajadores de carácter laboral como los trabajadores que son funcionarios. El resto de trabajadores sabe perfectamente que para acceder a la Administración hay que superar una oposición….”

Palabrería, palabrería, palabrería de políticos. Sus razones no son nuestras razones.

Prosiguiendo, en nuestro afán informativo, y también con la inestimable ayuda de otros diputados del arco parlamentario madrileño, en las próximas semanas intentaremos dar respuesta a las siguientes preguntas que nos han hecho algunos lectores asiduos de este blog:

–          ¿Tiene los días contados la biblioteca virtual de la Agencia Laín Entralgo?

–          ¿No es mentira que el Hospital Universitario de la Princesa va a pasar a denominarse a partir de enero como Hospital Universitario de la Reina Madre?

–          ¿No es un bulo que en la próxima remodelación del Gobierno Regional la Consejería de Sanidad será renombrada como Consejería de CapioSanidad?

Seguiremos informando.

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bibliotecas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tengo una pregunta para usted

  1. Elarien dijo:

    Otra pregunta ¿Por qué estropear lo que funciona en vez de arramblar con lo que no lo hace (claramente el sistema político actual)? Sería sencillo, simplemente habría que tomar como ejemplo un modelo de gobierno de un país que funcione, en el que los políticos tengan principios y no se guíen por el amiguismo y su propio beneficio. Son los que tienen los sueldos más inflados por lo que el ahorro sería mayor con menor número de afectados. Menos médicos, menos educación, menos cultura lo único que conducen es hacia una nueva Edad Media.

  2. Pingback: Año dos | Esto no es la biblioteca de Alejandría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s