No sólo de tuits vive el hombre (y la mujer)

La semana pasada recordábamos cómo podíamos retrotraernos a la más tierna infancia (informática) recuperando nuestro primer tuit. ¿Y si pudiéramos recuperar además nuestros inicios más inmaculados y virginales en facebook, google+1, pinterest, linkedin, e-mail, tuenti, picasa…etc.? Lo íbamos a pasar en grande. Una vez recuperados, y dado que somos unos nostálgicos, ¿dónde los guardaríamos? ¿En la mesilla de noche? ¿Debajo de una baldosa? ¿En una memoria externa? ¿Y si alguien los guardara por nosotros, por ejemplo, un museo? ¿Alguien se imagina dentro de mil años el Museo de la Web 2.0  en Silicon Valley (o en el aeropuerto de Castellón, así le podríamos dar uso)? Paredes repletas de breves mensajes de twitter (como si fueran epigramas de Marcial, refranes manchegos o haikus japoneses), imágenes de Flickr enmarcadas en las salas, proyecciones sin fin de vídeos de YouTube, gráficos gigantescos con los millones de seguidores en facebook de cualquier estrella del rock… Ahora, para poder exponer estos materiales antes hay que guardarlos, y además conservarlos.

Es lo que hacen los  conservadores (de museos, que no políticos) y las instituciones menos conservadoras (políticamente hablando) pero más preocupadas por la preservación de nuestra (la colectiva, la del mundo mundial) memoria histórica. La madre de todas estas instituciones tiene nombre anglosajón y prestigio internacional: Library of Congress. No sólo comenzó por conservar revistas, documentos y libros (como todas las viejas bibliotecas nacionales), para luego añadir a sus almacenes fotografías y films (el resultado de un siglo XX que fue muy audiovisual), sino que también se ha adelantado en preservar lo digital y lo electrónico. Para que nuestros futuros descendientes puedan admirar antiguas páginas web, al igual que nosotros hemos admirado el primer gramófono, y el escriba sentado ha venerado el primer papiro creado a orillas del Nilo.

En la sección “Digital Preservation” de la Library podremos encontrar información  sobre esta iniciativa, sus objetivos (“desarrollar una estrategia para coleccionar, preservar y hacer accesibles los más significativos contenidos digitales, en especial los que únicamente han sido creados en formato electrónico), las instituciones participantes y las colecciones digitalizadas (de lo más variopintas, desde cartas de amor de la guerra civil a documentos de la gripe A, pasando por fotografías, webs, mapas, informaciones socicoeconómicas de toda índole y un larguísimo etcétera que ya supera los mil cuatrocientos conjuntos de documentos). En España, de momento sólo dos: Digital Heritage de Catalonia (Padicat) , una iniciativa para capturar, preservar y difundir el archivo web de Cataluña; y  Spain Drug, del Roper Center Public Opinion Archives, con información, entre otros asuntos, del consumo de drogas en nuestro país.

A la espera de conocer parte (o toda) la colección de tuits que Twitter ha donado a esta institución (en abril de 2010), podemos ir abriendo boca, que no es poco, con las diferentes colecciones digitales que ofrece la Library of Congress al inocente navegante, desde Historia y Cultura Americanas, Periódicos Históricos, Artes Escénicas y Fotografía hasta el Archivo de Páginas Web. Creado éste último en 2000, un equipo multidisciplinar se ha encargado de evaluar, seleccionar, recopilar, catalogar, difundir y preservar cientos de webs. Muchas de ellas desaparecidas ya de la Red, pero recuperadas para nuestro solaz a través de esta iniciativa. El proyecto Minerva, que así se llama (curioso que también al otro lado del Atlántico recurran a nombres grecorromanos, y no lo hayan llamado Cochise, Wyatt Earp o Sitting Bull), recoge principalmente webs de temática política y geoestratégica (qué bonito queda dicho así) como la guerra de Irak, las elecciones USA o el 11-S. Pero prácticamente nada de ciencias de la salud. Esperamos que en un futuro cercano, también podamos consultar las originales páginas de medline y de pubmed (esas que aún podemos rescatar de nuestros powerpoints que utilizábamos en nuestras clases de hace 20 años).

Mientras tanto, podemos recuperar el historial web de PubMed, por ejemplo, a través de otra iniciativa, con sede en San Francisco, la de Internet Archive (que, por cierto, conserva una extraordinaria colección de cine mudo), surgida en 1996.

A través de un gran invento, WayBackMachine (que es como la página del tiempo que idearan los escritores de la literatura y el cine fantásticos) podemos, ahora sí, recuperar cientos de páginas perdidas, por ejemplo, de nuestra conocida PubMed. No tenemos más que escribir en el formulario de consulta la dirección actual esta base de datos y el sistema rastreará en sus archivos localizando un total de 1.016 páginas desde junio de 1997.

¿Quién recordaba el logo de 1997?

Ya tenemos tarea para esta semana, máxime cuando hemos conseguido mandar a los niños a los campamentos, baja el préstamo interbibliotecario y hay más horas de luz. Localizar antiguas páginas web de nuestras revistas (de salud, por favor) favoritas, de nuestras bibliotecas y de nuestras instituciones. Creo que María Teresa Campos está preparando un nostálgico programa de televisión sobre antiguas páginas web. ¿Qué no…? Tiempo al tiempo.

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Difusión conocimiento y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a No sólo de tuits vive el hombre (y la mujer)

  1. Elarien dijo:

    Tu post me ha despertado nostalgia, pero no de las viejas páginas de Internet sino de San Francisco. ¿Quién sabe si al consultar sus Internet Archives no se encontrará una buena excusa para ir a su sede personalmente? Claro que, una vez allí, mejor navegar por la bahía que por la red. Gracias por los recuerdos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s