De oca a oca, y leo porque me toca

Médicos escritores, lectores médicos, literatura y medicina, enfermería en la literatura, enfermos protagonistas, escritores enfermos…las ciencias de la salud se expresan con letras y las Letras con mayúsculas beben de las ciencias de la salud: La montaña mágica, La insoportable levedad del ser, El enfermo imaginario, El médico a palos, La casa de Dios, La peste, El hombre que confundió a su mujer con un sombrero… Y así seguirá siendo por los siglos de los siglos, y ambas, junto con otros recursos (gentes, lugares, objetos…), se aúnan en Small Demons.

Una página web (en la que hay que registrarse personalmente) creada por el fundador de Yahoo, Valla Vakili, quien, según cuenta una leyenda urbana, tras leer y entusiasmarse con la obra “Total Khéops”, del escritor francés de novela negra Jean-Claude Izzo, se enamoró de Marsella y se propuso recorrer todos los lugares que aparecían en la novela, escuchar la música que en ella se mencionaba…. y de ahí surgió esta idea de Small Demons. Crear un nuevo mundo en Internet, donde cruzar las obras literarias con las referencias culturales que en ellas se esconden, en un precioso ejercicio de intertextualidad, que, como en el juego de la oca, nos permite saltar de novela en novela, de lectura en lectura, hasta cruzar el mundo en menos de 80 días.

Puede uno buscar información  seleccionado un libro (Books) o navegando por People (escritores, músicos, cómicos, directores de cine…), Places (ciudades, barrios, restaurantes…) o Things (moda, coches, bebidas, tabaco..). Toda una suerte de inspiración, de nostalgia y de sorpresas que van apareciendo entre líneas gracias al voluntarismo de ávidos lectores y ratones de bibliotecas, quienes como si de marcapáginas electrónicas se tratar, nos van señalando citas y más citas, referencias y más referencias, dentro de una obra, y de otra, cual muñecas rusas.

Aunque parece que el recurso está más bien ideado para exprimir la Literatura más que la Medicina, barriendo para casa puede uno encontrarse, por ejemplo, cómo el “Doctor Zhivago”, la obra de Borís Pasternak ambientada en la revolución rusa, aparece citada, años después, en la obra “Walter Benjamin at the Dairy Queen”, cuya cita textual podemos leer entrecomillada… por si no nos lo creemos.

…y además podemos ver con cierta curiosidad y satisfacción la relación de personalidades (Tolstoi, Pushkin, Stalin..), lugares (París…) o músicas que han sido mencionados en algunas de las páginas del libro de este Nobel de Literatura.

De médico a médico, de doctor en doctor, podemos ir pasando del Doctor Zhivago al Doctor Faustus, de aquí a Medicine Men o a Florence Nightingale, al médico apache Gerónimo, a La locura del rey Jorge y a la propia Lisa Cuddy, administradora del ficticio Princeton-Plainsboro Hospital. Si seguimos indagando en el formulario de búsqueda mediante términos como doctors, hospitals, health, health libraries, nurses y similares (es lo que tienen las páginas anglosajonas, que no entienden el castellano) también podemos encontrar entradas más prosaicas como la del National Institute of Health, the New England Journal of Medicine, la morfina, los CDC, la vicodina de la que abusa el doctor House (e incluso una entrada a este mismísimo y borde médico catódico). O enlaces a series, como Anatomía de Grey, Doctora Queen, General Hospital, y (perdonadme la debilidad) programas como Barrio Sésamo (os lo aseguro). Ahora, ni rastreo del doctor Mateo ni de Ramón y Cajal, oye.

Y si a uno le ha picado el gusanillo, y descubre que en la última novela de Phlippe Rott o de Paul Auster o, para ser más caseros, de Arturo Pérez Reverte, aparecen la plaza, el bar o el centro de salud de su pueblo puede aportar sus propias referencias con la función “Contribute”. Otra forma de leer, y de viajar. Por cierto, ¿qué hay de mi libro?

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Difusión conocimiento, Recursos de información. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a De oca a oca, y leo porque me toca

  1. Elarien dijo:

    Genial, como siempre. No sé si los médicos, por su trato con la vida, la enfermedad y la muerte, suelen ser buenos retratistas de sus personajes, pero el caso es que, entre mis escritores favoritos se cuentan muchos de ellos: Somerset- Maugham, Bulgakov (en concreto su libro de Morfina me parece una joya para los médicos) y, por supuesto, los cuentos de Chejov.
    Muchas gracias por tus post: útiles, interesantes y cuidados.

    • bvale dijo:

      Gracias por tus comentarios y sugerencias. Estoy preparando otra página sobre literatura donde serán bien recibidas tus lecturas. Un saludo,

  2. Elarien dijo:

    Te he premiado con el Liebster blog award. No sé si sabes cómo funciona, pero es pero que te guste.
    http://www.anoldgrumpandabeautifulperson.blogspot.com.es/2012/05/liebster-blog-award.html

    • bvale dijo:

      No tenía ni idea, pero al enlazar con tu blog me he puesto al día. Prometo cumplir a rajatabla las indicaciones y obligaciones del premio. No sé si se permite ser correspondido, pero el tuyo me gusta también mucho por su variedad y ocurrencias. Bueno, te agradezco de todo corazón este premio, por ser una lectora fiel y por tu agudos comentarios y reflexiones. Muchas gracias, es un honor y quedará reflejado en el blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s