¿Cómo se llama…

“La intérprete” (2005)

…el ministro griego de transportes? ¿Y el de defensa ruso? ¿Cómo se dice diarrea en chino? ¿Y en turco, embarazo? ¿Y cómo se dice suegra en japonés? Estas y otras bromas escatológicas, algo vulgares y de patio de colegio pueden llegar a su fin con herramientas como iTranslate4, un traductor financiado por la Unión Europea que permite la traducción  de palabras o frases a más de 20 idiomas (y desde más de 20 idiomas en origen). Sin pasar por el obligatorio inglés. Del bretón al coreano, del kazajo al esperanto, del polaco al hindi, del islandés al occitano o del serbio al eslovaco. ¡Ahí es nada!

Hasta ahora, los menos doctos en lenguas contábamos con varias opciones: apuntarnos a aprender otros idiomas en academias e institutos (algo que parece vetado a buena parte de los españoles por cuestiones genéticas), ir a liceos bilingües, marchar un par de años al extranjero a trabajar como camareros  o niñeras, o acudir (las más de las veces) al Google Traductor y compañía, herramientas infernales que provocan no pocas patadas al diccionario. O, en última instancia, recurrir a nuestro amigo el políglota que tanto habla y traduce francés, como alemán, como chino mandarín o italiano.

La opción de iTranslate4 parece sencilla. Es un traductor multilingüe de carácter general (no especializado, por tanto, en ciencias de la salud), que permite traducir términos (Text), páginas web (Webpage), buscar palabras y frases en textos biblingües (Search) y establecer chats en diferentes idiomas (Chat). Para probar su eficacia y versatilidad, hagamos un pequeño viaje turístico por esta nuestra Europa, partiendo de España, a través de un término tan clásico como “hepatitis”.

Del español al francés: Hépatite. Del francés al italiano: Epatite. Del italiano al checo: Hepatitida. Del checo al húngaro: Májgyulladás. Del húngaro al rumano: Hepatită. Del rumano al griego: Ηπατίτιδα. Del griego al turco: Hepatit. Del turco al ruso: Гепатит. Del ruso al sueco: Hepatite. Del sueco al letón: Hepatīts. Del letón al polaco: Zapalenie wątroby. Del polaco al alemán: Leberentzündung. Del alemán al holandés: Hepatitis. Del holandés al danés: Hepatit: Del danés al inglés: Hepatitis. Del inglés al portugués: Hepatite. Y, finalmente, del portugués al español: Hepatitis. ¿Alguien quiere probar con otros términos: diabetes, hipertensión arterial, aneurisma de la aorta abdominal o traumatismos del nervio laríngeo recurrente? Quizás pueda dar no pocos errores errores (no está especializado en medicina), pero en la próxima reunión de la EAHIL puede ser un instrumento a llevar en el móvil, y permitirá a no pocas bibliotecarias quedar estupendamente en reuniones de trabajo y cócteles multilingües.

Si no, siempre nos quedará París, esto es, PubMed, sus títulos transliterados y sus múltiples idiomas.

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Difusión conocimiento. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s