Laureados de pedigrí

Hay premios al mejor pueblo asturiano, al parlamentario más prolífico (legislativamente hablando), a toda una vida (artística), al mejor guión o al mérito en el trabajo. Hay premios que enorgullecen y colocan en el mapa a quienes los reciben (a la dirección novel, a la actriz revelación, al poeta o poetisa más jóvenes, fin de carrera…). Y hay premiados que dan lustre y prestigian a quien, con sano juicio, los ha otorgado. El Nobel a Vargas Llosa, el Cervantes a Ana María Matute y el MEDES de este año a la Real Academia de Medicina o a la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud.

El pasado miércoles 26 de octubre, en el incomparable marco geográfico de San Lorenzo de El Escorial y en el contexto de las anuales Jornadas MEDES, organizadas por la Fundación Lilly (en esta ocasión, bajo el título “Web 2.0 y medicina en español”), se realizó una nueva entrega de sus Premios, que tienen como objetivo “incentivar la utilización del español como idioma para la comunicación del conocimiento de las ciencias de la salud”. ¡Y qué mejores galardonados que los elegidos este año!

Los premiados, Manuel Díaz-Rubio (RANM) y Elena Primo (BNCS), junto a responsables de la Fundación Lilly y MEDES (Foto: Fundación Lilly)

El Diccionario de Términos Médicos, elaborado por la Real Academia Nacional de Medicina (sobre el que ya hemos hablado en un reciente post), ha recibido el premio a la “Mejor iniciativa que fomente el uso del idioma español en la divulgación del conocimiento médico”. Un acierto en todos los sentidos, pues este diccionario es ya una realidad y será en un futuro, a todas luces, una herramienta de difusión (y consulta) del idioma español entre cientos y miles de profesionales de la salud, del uno al otro confín.

Y el premio a la “Mejor institución o entidad destacada en la promoción y difusión de la publicación médica en español” ha recaído en la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud, del Insituto de Salud Carlos III, por su proyecto “SciELO España”. Por vez primera se entregaba este Premio a una institución, y quienes trabajamos en bibliotecas nos sentimos orgullosos de que esa primera institución haya sido precisamente una biblioteca. Biblioteca a la que, por cierto (me estoy volviendo un sentimental), le tengo un gran cariño (no sólo porque en ella trabajen muy buenas amigas y compañeras), sino porque fue en ella donde pude hacer mis primeros pinitos en el campo de la documentación biomédica, hace ya unos cuantos años… Esta Biblioteca Nacional, en el marco de la política institucional del Instituto de Salud Carlos III, lleva años trabajando y cooperando con BIREME y otras instituciones en una variedad de recursos en español para hacernos la vida más fácil a los bibliotecarios y a nuestros usuarios: IBECS, DeCS, SciELO y tantos otros, por lo que es de justicia este reconocimiento profesional. ¡Toda una alegría, vamos! (La misma que las galardonadas transmiten en la foto inferior)

El equipo de la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud (BNCS), merecedor del galardón. (Foto: Fundación Lilly)

Por cierto, ¿qué es SciELO España? “Ah, pero eso es otra historia”, como diría en Irma la dulceel bueno y orondo de Moustache, detrás de la barra de su bistró.

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bibliotecas y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Laureados de pedigrí

  1. Pingback: Las cosas bien hechas, bien parecen | Esto no es la biblioteca de Alejandría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s