Segundas partes nunca fueron buenas

Excepto El Padrino.

Y esperamos que esta segunda entrega de la Historia en minúsculas.

A raíz de publicar en este blog la primera parte, y a través de la güija, diversos ilustres nacidos en el siglo XX y que ya están criando malvas se quejaron de su no inclusión en esta sección de próceres famosos asociados a no menos famosas enfermedades y patologías de cobertura universal. Nuestra intención nunca fue hacerles de menos, antes lo contrario, pero la capacidad del blog es limitada (y la paciencia del lector también). Por lo cual optamos por dividir la sección en dos partes y así, entre baño de piscina y playa, cualquier hipocondríaco podría darse este verano una “hartada” viendo los padecimientos de nuestros antepasados.

En esta segunda entrega el estimado lector podrá comprobar cuánto han cambiado los personajes: los escritores y músicos tuberculosos y tísicos han dado paso a estrellas de Hollywood, directores de cine, bailarines, políticos, estrellas de los escenarios y… no pocos enajenados mentales. ¡Cosas del siglo XX!

Esperamos que esta segunda entrega también os guste. Estamos trabajando en su actualización

(Por José Manuel Estrada. Bibliotecario y documentalista)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recursos de información. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s